Ile de Ré, la encontré sin quererla buscar.

M2061M-1015 M2061M-1015

La isla blanca de la costa atlántica de Francia, blanca de pueblos pescadores y de sal. Isla de playas de arena, difíciles de encontrar en tierras galas. Aislada del tiempo pero unida al continente.


La encontré así, sin rumbo por Francia. Sin destino te esperas recorrer los viñedos de la Aquitania, las montañas alpinas o pirenaicas, el glamour de la Côte d’Azur, los castillos de Loire, las playas de Normandia, etc etc… Pero poca gente habla del Charenté Marítimo. No al menos fuera de Francia. Conduciendo me topé con una fabulosa ciudad, La Rochelle, y su magnífico puerto. No creo que el visitante se fascine con mucho más que una tarde, pero que tarde…
Ver ponerse el sol tras las torres de defensa del puerto, entre campanarios y velas fue una delicia. Y de pronto… una carretera me llevó a una isla. Y doy las gracias.

La Ile de Ré es calma, es vida, es playa. Destino ideal para ir de camping y moverse en bicicleta. Sus pueblos son bonitos, históricos, sencillos. Sus paisajes son suaves. Y sus caminos siempre te desvelan alguna grata sorpresa.

Esta región esconde varias islas y una costa preciosa,  que poco tiene que envidiar a otras regiones mucho más famosas de este país.

Visita: http://www.isladere.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *